Día 29: Ben Gurion (Tel Aviv airport)

10.00 Estoy parado al lado de una floreria robando wi fi. Me volví un experto en robar wi fi. Voy caminando con el radar activado y en cuanto veo la batiseñal, zaz! Me siento como un buscador de metales preciosos.

10:24 Estoy como hace media hora al lado de esta floreria. La gente me mira mal. Creo que me voy a mover.

11.00 La gente en Tel Aviv deja las bicicletas encadenadas en la calle. No se las roban, es muy loco. Me hace sentir que vivimos en una jungla.

11.20 Creo que estoy entiendo qué es lo que hace que el primer mundo sea el primer mundo. Te das cuenta en los detalles y en cómo funcionan las cosas. Por ejemplo, Tel Aviv es una ciudad fea en general. Es onda Constitución, salvo las partes de los rascacielos. Lo demás es medio Floresta, pero las calles están en buen estado, las paradas de bondis son perfectas y no tienen papeles pegados por todos lados, los semáforos y demás están bien pintados, es seguro, y por internet podes chequear horarios de trenes, que son hiper puntuales. Las cosas funcionan bien. Por supuesto que eso también se debe a que es una ciudad de 800.000 habitantes. Debe ser fácil administrarla, pero igual, en esos detalles te das cuenta la diferencia entre primer y tercer mundo.

11.40 Les conté que los baños acá están separados? Hay dos baños. En uno está el inodoro y en el otro la ducha. No me decido aún. Práctico o impráctico? Te echas un garco y tenes que ir a la otra puerta a lavarte las manos, pero si mientras estás cagando alguien se quiere bañar, puede hacerlo. En mi vida, igual, sería impractico, porque cuando algo como lo de arriba ocurre, con mis amigos/as entramos igual y cagamos o nos bañamos.

15.08 Estoy en el aeropuerto internacional Ben Gurion. Mi vuelo sale en 14 horas así que imaginen la fiesta que es esto. Si tuviera un arma me pegaría un tiro. Bueno no, le pegaría un tiro al señor que está al lado mío e intenta hablarme. Me dice que viajamos en el mismo vuelo. No quiero hablar con nadie. Cuando agarré las mochilas en la habitación sentí algo parecido a lo que me pasó cuando me fui de Cairo. Es tremendo. Vi la habitación arreglada y limpia, el sofá cama convertido en sofá, mis cosas en la mochila y no tiradas por todos lados, y, como ya es costumbre, me puse a llorar. La habitación que hasta hace un día estaba llena con la china y yo, quedó vacía, impersonal. La china está en Londres, yo a un paso de viajar a Edinburgh. Nos reencontraremos por última vez antes de que ella vuelva a Japón y yo siga mi ruta. No creo que vuelva a hacer un viaje así de nuevo. It’s just too painful. Cada vez que me voy de un lugar la paso horrible. No entiendo qué cambió del viaje anterior a este. Me encantaría racionalizar lo que siento pero no puedo. Hablo con Haz, el chico de Alexandria, y siento que todo esto es un gran error, que no debería ir a Europa y que tendría que volver a Egipto. Encima, por mensaje privado en facebook, me dice: “hace dos semanas estábamos caminando por las playas de Alexandria con la china, riéndonos de ella”, y me hace mierda recordar. Escribo carita triste 😦 y me responde “smile, we have good memories”. Esto es igual a cuando me fui de Cairo por primera vez. No tengo nada a lo que volver. Lo tengo a Haz, a Mohammed, pero todos los demás ya no están.

Hace un rato se me cruzó por la cabeza mandar todo a la mierda y volver a Egipto, pero cómo puedo saber si lo que siento es real y no un producto de todo lo que estoy viviendo? Cómo podría darme cuenta de la diferencia? No sé. Lo que sí sé es que no voy a repetir un viaje como este. Cuando vuelva a viajar voy a ir a pocos lugares pero por mucho tiempo. Un sólo país, no veinte. Aún tengo tiempo de arreglar eso. Seguramente omita Luxemburgo y Alemania y pase más tiempo en Londres, París, o Amesterdam. No quiero sentir esto que estoy sintiendo ahora muchas veces más. “Se te irá con el primer Primark que veas”, me dice Agos (@bonaerense) por Whatsapp. Hope so. Saber que voy a deshacerme de toda esta ropa de personal de maestranza me entusiasma. Me encantaría dejar de lucir como una maldita basurera.

15.30 Si me dispensan, procederé con la lectura de mi libro para niñas “my worst best friend”.

15.53 Cuantos argentinos hay en Israel. Muchos. Estoy sentado y al menos 3 familias se sentaron al lado. Me hablan y respondo en inglés. Don’t feel like talking. Quiero que se siente un árabe al lado mío para abrazarlo y lamerle los pezones pero no creo que ocurra.

17.18 Se están re cagando a gritos a veinte metros. Ojala entendiera hebreo. Igual es entretenido. Imagino lo que se dicen por las caras. Uno le está diciendo al otro que es un gordo atrevido y que le va a llenar el culo a patadas.

17.35 Le cuento a mi vieja que se están peleando en el aeropuerto y me responde: OJO SI HAY BALACERA. La amo.

23.09 Es genial esto. Hablé con Mohammed por skype, me puse al día con algunas personas en Buenos Aires, y respondí varios couchrequests. Hay gente que me da impresión y no acepto sólo por eso. Me escribe mucha gente rara. Hay uno de Edinburgh que parece que tiene síndrome de down. Una cara de “me mato pajas mirando pronografia animada” tremenda. Es rojizo y tiene cara de príncipe Charles, el marido de Máxima. Prefiero hostel antes que un freak total que se va a pasar mi ropa interior por la cara mientras yo duerma. También me escribió una mujer que vive con el marido y dos hijas. Una familia completa. 39 años. Todo bien pero qué haríamos? Sería raro. Estoy acostumbrado al reviente, no a la vida familiar.

23.30 Me fui a comprar chocolates, dejé la mochila grande y cuando volví había dos tipos revisandolas. Pensaban que había una bomba. Me re cagaron a pedos.

03.30 Peor experiencia ever en un aeropuerto. Me hicieron millones de preguntas. Conoces a alguien en Egipto? Obvio pelotuda, estuve viajando casi veinte días. Seguis en contacto con el? Si. Preguntas preguntas. “You may have a bomb and don’t know about it” (capaz tenes una bomba y no sabes). me hicieron sacar todo de las mochilas, revisaron 70 veces y hasta me hicieron entrar en un cuarto donde me revisaron todo. Fuck all. Un tipo me bajó el dobladillo del pantalon. “You pull that up again” (lo subis de nuevo). Rata inmunda, vas a dejar todo como estaba. Tuve que sacar todo de la billetera. Mientras lo hacia agradecí a Allah no haber traido acido. Terminé discutiendo con la supervisora. La forra que al principio me preguntó todo estaba atrás. Odio irme con esta ultima imagen de Israel. Nunca me hicieron sentir tan mal en m vida. Termine en una sala, solo, sin zapatillas, sin billetera, esperando que revisen todo.

20130118-232338.jpg

(Si, me da un poco de verguenza que me vean leyendo esto. Claro que eso no impide que lo haga)

Advertisements

Día 28: Tel Aviv

08.35 Hay agua caliente, no está frío y es muy cómodo. No tengo excusa. Cuando viajo me convierto en un ser horrible y sucio. No me baño. Me lavo las bolas, el culo y las axilas. Ah, y también me lavo los dientes. Sólo me baño en ocasiones especiales como cuando voy a coger.

Tengo una cita ahora con un flaco que se encuentra con un americano amigo de un amigo. Me preguntó si quiero unirme a su salida por la ciudad. Estoy tan solo que me uno a cualquier cosa. Hasta saldría con un discapacitado.

10.00 Holis. Estoy volviendo al departamente a ponerme una remera manga corta. Hace calor hoy. La cita? Fiasco. El flaco de Tel Aviv era una putita de las emprededoras. Una rimolo. Nos contó su emprendimiento que se llama FABULOUS ISRAEL, BOUTIQUE GAY TRAVEL. Se puede ser más gay? Cumple todos los estereotipos. Gafas, pelito arreglado, flaco con mínimos pectorales, delicado. Parece uno de los homosexuales de fav 5 (no recuerdo el nombre pero hablo del programa de esos 5 homosexuales que ayudaban a la gente a vestirse bien). El otro, el americano, era un gordo rojizo. Me da un poquito de asco ese tipo de americanos. La gente gorda, rojiza y gay debería morir. En la escala de evolución están tres escalones más abajo que la gente normal.

10.20 Ay por dios, acabo de encontrar en un bolsillo la tarjeta de FABULOUS ISRAEL. Ya con leer la palabra “boutique” me siento un 30% más gay.

11.45 Estoy sentado en un banco en rothchild boulevard. En 5 minutos voy a la casa de uno que me dijo por Grindr que me iba a esperar desnudo. En un rato les cuento.

12.09 Tiene 45 años. Me quiero morir. No sé por qué no le pregunté la edad. En las fotos parecía joven pero claro, eran fotos al sol. En la vida real tiene la piel como arrebatada. Saben qué es lo peor? Que estoy tan caliente que creo que volveré a practicar mi deporte favorito, equitación. Ahora estoy en su auto. Él entró en un lugar a hacer un trámite. Vamos a buscar a su ex novio al aeropuerto. Por suerte no me espero desnudo en su departamento.

14.23 Viejo siniestro. Chau.

14.27 Chateo con un tipo en Grindr, le pido fotos y me manda un book profesional. Entienden que esta gente se saca fotos profesionales para usar en Grindr? Es loquisimo. Todos tienen fotos profesionales. Me los como a besos.

15.48 Estoy hace una hora pensando qué hacer. Mañana es shabbat y sólo dios sabe por qué carajo estoy volando a the UK en shabbat. No hay transporte público y el taxi cuesta 50 dólares. Todo bien pero no voy a gastar 50 dólares. Está la remota posibilidad de que mi host me lleve pero no me ofreció aún. “You should take a taxi” me dijo, así que no creo que me lleve. Claramente ustedes saben que no estoy ni cerca de gastar semejante cantidad de guita en un taxi. Me puedo tomar tren, si, pero a las 3 de la tarde sale el último y mi vuelo es a las 5… DE LA MAÑANA. Algo se me ocurrirá. No me quiero clavar en el aeropuerto 12 horas. No creo que sea muy divertido. Tengo iPad, Grey’s Anatomy y Private Practice para rato, plus el libro para niña adolescente que compré en Jerusalem.

16.42 La china se fue. Hoy sale su vuelo a Londres. Nos volveremos a ver alla. Es muy loco todo. Me siento raro pero creo que es porque tuve dos citas de mierda y no porque la china se va. Tengo esa sensacion rara que siento en mi ultimo dia en ciudades que amo. No es el caso de Tel Aviv, por eso es raro. Mi vuelo sale dentro de poco y hay un monton de gente que ya se que no voy a volver a ver.

En este viaje me di cuenta de que se trata viajar, al menos para mi. Es, como me dijo una amiga, echar raices, no visitar lugares historicos. Es cagarse de risa, subirse a un camion con un camello, conocer gente que te cambia, llorar porque sabes que no los vas a volver a ver, saber que estas solo pero igual sentirte bien porque estas creciendo. Visitar lugares increibles. Entender un monton de cosas que no podes entender sin viajar. Ver pobreza, ver riqueza. Darte cuenta de que tu pais es una mierda y es el mejor del mundo tambien.

De lo que me di cuenta es que mi viaje anterior por America Latina fue muy superficial. Fue simplemente visitar lugares, drogarme mucho y cagarme de risa, pero no eche raices en ningun lado porque no di tiempo a que eso ocurriera. Pensaba que viajar era ver monumentos, edificios, y que una vez que veia todo, era tiempo de partir hacia otra ciudad porque ya no habia nada interesante por hacer. No me di cuenta que lo que hace que un viaje tenga sentido es la gente y no los lugares. Viajar es otra cosa. Es llenarse de mundo y dejarse inundar aunque sintamos que a veces nos hace mierda. Aunque a veces sintamos que dariamos todo por volver dos segundos a nuestra ciudad y reconectarnos con nuestras cosas. Los momentos oscuros tambien forman parte del viaje.

DSC03716 DSC03690 DSC03682 DSC03681 DSC03678

Día 27: Tel Aviv

9.20 La china duerme. Yo no. Cada tanto golpeo fuerte la pared. Me divierte. Se levanta en shock, mira para todos lados y me ve a mi plácidamente con el iPad. Piensa que es un sueño. Se vuelve a dormir. Ahora la pellizco y así repito hasta que finalmente se da cuenta y se levanta. Me gusta hostigar a la china.

10.00 Arreglé tres citas por Grindr. A las 11.30 me encuentro con uno y juntos vamos a Jaffa, un barrio en Tel Aviv. En Jaffa, a las 15, me encuentro con un yankee. Finalmente a las 19 voy a la casa de otro y ahí si espero que me bendigan las tetulis una vez más.

Todos buscan sexo acá. Es muy explícito. Peor que en Buenos Aires. Uno me habla, le pregunto, “how are you?” y me responde “horny, and you?”. Me cuesta entender la sutileza. A otro le pido foto de una y me dice que soy muy frío para ser argentino, que debería preguntarle al menos cómo se llama. Odio a las mujercitas.

10.20 Mientras me lavo los dientes la china está en el living escuchando música china. No está mal. De hecho me gusta. Es una onda rock pop. Slutty. Tipo Hilary Duff cantando Stranger. El problema de la música china es que es poco seria. El idoma convierte cualquier expresión artística en un chiste. Es imposible tomar en serio a una cantante que repite “tiki kimi” todo el tiempo.

10.21 Le pregunto a la china qué quiere decir la letra. Iluso yo, como siempre, esperando que sea una genialidad. No. Obvio que no. La letra dice “juntos todo será mejor. Jugaremos toda la vida”. Ambas oraciones se repiten hasta el cansancio. 100 millones de visitas en Youtube. China, gran país.

11.30 Estoy en Rothchild y Mahman (soy un tanto malo para recordar las calles. Seguro los nombres están mal escritos) esperando a mi cita. No lo veo. Capaz está escondido atrás de un árbol viendo si estoy bueno. Voy a meter las tetulis para adentro. Ahora entiendo a Florencia Peña y su timidez en la secundaria por las tetas enormes. Me siento igual. El problema son las tetillas. Si están duras está todo bien porque dan pectorales de hombre, pero cuando están en su estado natural dan tetas de gordo sabandija.

11.45 Me cansé de esperar. Choree wi fi de un bar y arreglé con un francés. Me espera en Rothchild al 12. Yo estoy a la altura 64. Prenderé el mp3 y escucharé Belinda hasta llegar. Es muy linda esta calle. Creo que es la más cara de Tel Aviv. Es una onda boulevard en Belgrano pero con algun que otro rascacielo estilo Puerto Madero. Muy parecido al boulevard Oruño en Rosario.

13.23 Estoy sentado en la playa. Chau zapatillas. Chau medias. Hace 22 grados y al sol parece 27. Como se darán cuenta por la hora, la cita no prosperó. El francés es muy copado pero no me gustó físicamente así que orvuá. Me lo fume media hora, me mostró un barrio que es, teóricamente, el más caro en Tel Aviv, y me fui. El barrio me pareció de lo más pedorro. Una onda San Telmo. Casas bajas, bares, gift shops. No parece caro.

13.30 Las playas son lindas. Agua cristalina, pero no te podes meter porque esta todo lleno de piedras. Imagino que la gente, en verano, sólo va a tomar sol y mojar los piecitos.  I wish I could do that in Buenos Aires, pero si mojo los piecitos en las playas de Macri, me crecen más dedos.

13.36 Tengo hambre pero ayer compramos un vino y chocolate para nuestros hosts. Habremos gastado 50 dólares así que cené galletitas de agua. Hoy me parece que sale ayuno. En una hora y media me encuentro con el yankee. Con 50 dólares pagaba un hostel por toda mi estadía y me ahorraba el hacerme el simpático con mis hosts para que me laven la ropa gratis.

16.22 Ay por dios, que cita de mierda. El yankee resultó ser un flaco israelí que se mudó a New York. Un pelotudo. Hablaba con todos esos modismos de puto superado que se quiere hacer el profundo. Y criticó Buenos Aires. O sea, Buenos Aires es como una madre. Sólo uno la puede bardear. Además, no podes criticar Buenos Aires viviendo en una ciudad como Tel Aviv. La gente acá se la dará de primer mundo, pero hay basura en las calles, hay gente durmiendo en las esquinas, pidiendo plata, vendiendo lapiceras, andan en bicicleta por las veredas y no hay subte. Lo que pasa acá, por lo que pude ver, es que la gente tiene plata pero la ciudad en sí es medio mierda. Los edificios son feos pero si vas a la costa, el skyline está ok. Lo que es lindo es el boulevard Rothchild pero te alejas dos cuadras para cualquiera de los laterales y bienvenidos a Once.

Obvio que le tiré palos mientras caminábamos y me decía “esta zona es una de las más caras”. “En serio? No parece caro, qué loco”. Mucho “qué loco” en mis frases.
Después de un rato de cara de culo, me preguntó: “are you ok?”, y yo, más Meg Ryan que nunca, le respondí; “I think you should go, now”.

Todo bien con Israel. Soy judío y bla bla, pero estamos hablando un país en el cual no hay gay marriage, cambio de sexo, está penalizado fumar hierba, no se debate el aborto, etc, por lo tanto los derechos de todas las personas no están equiparados. Yo soy menos persona que un heterosexual acá. First world country mis bolas. Igual, truth be told, si nunca viviste en una gran ciudad, Tel Aviv es una ciudad genial para vivir, y es super seguro. La gente esta muy relajada y no parece haber mucho stress. De todas formas yo estoy en la zona mas cara y capaz por eso siento todo asi. Es como si fuera a Buenos Aires de turista y me quedara en Puerto Madero. La gente ahi tambien esta relajada. Tel Aviv tiene 800.000 habitantes nomas, pero se siente más grande. El problema es que al venir de Buenos Aires, todo me parece chico y pueblerino. Imagino que las cosas cambiarán en Londres y me querré pegar un tiro por vivir en una ciudad tan de mierda.

16.55 La china se quedó con la llave del departamento porque se suponía que yo iba a coger a lo loco, sin embargo estoy acá, sentado en una piedra, viendo el mar, con dos horas y media al re pedo hasta que se hagan las 19 y vaya a la casa de este flaco. Estoy cogiendo menos que un musulmán sin casamiento (humor terrorista, platillos por favor).

17.25 Soy una cosita tan tierna que me comería a besos. Estoy paradito en la puerta de una heladería robando wi fi. Amo este país.

17.30 Me pregunto si me podré sentar en una mesa. Estoy cansado de estar parado.

22.00 VIVA TEL AVIV. CIUDAD DEL FUTURO. El lechazo que tengo en el pecho es tremendo. Conoci a un tipo que se parece al cantante de Estopa. Me calienta esa onda. Una vez mas practique mi deporte favorito, equitacion. Ahora me voy a un bar, maniana les cuento bien. Los quiero mucho a todos. Estoy lleno de amor y de semen.

DSC03685(El mono la tiene muy clara)

DSC03702

DSC03706

DSC03663

DSC03666

DSC03676

Día 26: Tel Aviv (Akko)

Antes de irnos de Jerusalem fuimos a comer con toda la gente que conocimos. Les pedí perdón uno por uno. El 70% de esa gente me odia. A Daniel le pedí perdón por ser tan explícito. A Sipi por preguntarle si le gustaba que le acabarán en las tetas. A Mahtuv por contar la anécdota de la caca mientras cenaba. A Brad, Myriam y Judith también. Les pedí perdón a todos, menos a la china.

0.40 Estamos en Tel Aviv. Quiero llamar a todos los que dijeron que era como New York y preguntarles si se referían a New York después de una guerra. Igual, la gente aca se la re cree y piensan que viven en una gran ciudad. No es que sea feo, pero igual me dan ternura. Llaman ciudad a un pueblo de un millon de habitantes y tienen el tupe de compararlo con New York. Ni subte hay.

1.00 Estoy tirado en la cama esperando que venga la china a dormir conmigo. Nos estamos quedando con una parejita de enfermos (homosesuales de nuevo). Divinos los dos. Este lugar es un palacio comparado con el frío que pasé estos días tirado en el suelo con tres mantas. A veces me despertaba con la nariz totalmente congelada. Acá, en cambio, hay calefacción. La cama es matrimonial así que duermo con la china. La manosearé toda la noche.

1.03 Me acabo de tocar una tetilla y noté que tengo costra. Como me las chuparon en Jerusalem, dios mío. Alta bendición recibí.

15.35 Estamos en el lovely tren volviendo de Akko a Tel Aviv. Nunca odié tanto un lugar. La parte antigua es linda pero les explico, todo es como the old city en Jerusalem. Middle Ages. Es lindo cuando lo ves por primera vez pero después se torna super repetitivo. Lo único lindo del viaje fue la siesta que me pegué con la cabeza apoyada en las piernas de la china.

16.11 Esto está lleno de militares. Es el paraíso gay. Están todos buenos encima. Es obligatorio hacer el servicio militar así que imaginen. Alta fiesta bíblica haría.

17.00 Nos subimos al tren. Al lado hay un grupo de 7 jóvenes militares. Estos no son lindos. Hay dos gordos, un negro, un discapacitado, y dos seres indescriptibles. Se nos ponen a hablar pero ya veo como viene la mano. Se la quieren voltear a la china. No hablan inglés y demás está decir que nosotros no hablamos hebreo. Como tengo sueño me hago el que me duermo y la dejo a la china para que se entretenga. Antes de cerrar los ojos, me mira y me dice “don’t leave me alone, please”. I’m so sorry, chinese girl. Me dormí. Cada tanto me despertaba y escuchaba diferentes cosas. Los tipos se cagaban de risa, la filmaban y la hacían hablar en hebreo.
Vuelvo a abrir los ojos y la veo a la china encima de ellos sacándose fotos con una boina militar. Me duermo. Abro los ojos otra vez y escucho gritar en coro “kiss kiss in mouuuth!!”. La china se ríe y dice “lo loooo (no no en hebreo). Se quiere matar. Me ve abrir los ojos y dice “oh please, I want to sleep too, don’t…”. Zzzzzz. Escucho a los tipos decir “Martiiin” pero obvio que me hago el dormido. Que se los fume la china.

17.50 Nos bajamos del tren. La china me cuenta que se queria matar, que se los fumó las dos horas que duró el viaje. Ninguno hablaba inglés. No sé de qué carajo hablaron. Ella preguntaba cuál era la próxima estación y ellos le respondían “China”. Pobre. Lo que debe haber sido. Thank God soy hombre y no me acosan así.

21.06 Creo que nuestros hosts me odian. No sé por qué hice un chiste de que iba a robar todo cuando me dejaran solo. Fue en joda. Obviamente fue en joda, pero hoy me contó uno de los hosts que ayer tuvo una pesadilla y soñó que se levantaba y encontraba la casa vaciada. Siento que hay un espacio entre nosotros. Son copados y todo bien pero siento como si fuéramos los primos lejanos que vinimos a instalarnos y a ellos no les queda otra que aceptarnos por unos días. Demas esta decir que ese sentimiento no me impide usar todas las facilidades del lugar.

DSC03514

DSC03583

DSC03579

DSC03603

DSC03599

DSC03588

DSC03614

Día 25: The Dead Sea

9:44 Estamos yendo a the dead sea. El bondi tiene wi fi y me parece increíble. Una modernidad que me hace querer darle un beso de lengua al chofer de 65 años. En Argentina hay que pagar extra para tener wi fi.

En la terminal compré un libro para leer en el viaje. Un libro boludisimo, obvio. Me cuesta leer literatura profunda porque nunca la encuentro profunda. Lloro con otras cosas, con confessions of a shopaholic por ejemplo, o four girls in chelsea. Ya por los títulos se pueden imaginar la profundidad de la prosa. Ahora compré un libro que se llama “my worst best friend”. La china me dice que soy un idiota. O sea, la china, que compra libros en árabe y ahora en hebreo para sentir que se lleva el lenguaje de cada país al que va. Una pelotuda.

11.30 Estamos en una zona llena de hoteles donde las playas son públicas. Entramos en un hotel con total seguridad como si estuviéramos hospedados. Nos metemos en el baño y nos cambiamos. Estamos con toda la ropa colgando en los brazos, es un tanto villero, debo admitir. Además me olvide las ojotas así que estoy caminando por la playa en short, chomba, zapatillas y medias largas. Triste. La playa está llena de gente mayor. Hay un señor que tiene altas tetas. Yo no me quedo otras. Veo las fotos que me saca la china y pienso que debería cerrar la boca para siempre. Tengo la panza como deforme. Como si hubiese parido a un pibe por cesárea. No subiré esas fotos ni acá ni a facebook, claro está. Acabo de borrarlas de la cámara. Si no las veo es como si no existieran.

12.00 Es increíble flotar en the dead sea. Flotas hasta en la orilla, es genial. Lo único que no es genial es que el agua es tan salada que creo que me agarró una alergia o algo. Me arden mal las piernas, como si me estuvieran quemando. Están rojas. La puta madre. Ruego al cielo que no termine en un hospital pagando 50.000 dólares. No saqué Assist Card. Si, ya sé. Soy villerisimo. No iba a pagar 300 dólares por asistencia. Prefiero comprarme alta tablet. Soy así. Lcd de 50 pulgadas en un monoambiente en Once. Welcome to my truth.

12.05 La china acaba de sacar un frasquito. Lo destapa, agarra un palito, lo introduce, lo saca, sopla y empieza a hacer burbujas. Está así hace diez minutos.

12.09 Una mujer me habla y me dice que haga Aliyah, que me va a encantar Israel, sobre todo Tel Aviv, que es como New York. Acá debo hacer una acotación. Todos comparan Tel Aviv con New York. Todos. La verdad me parecen unos cararotas. La comparación es similar a Buenos Aires – La Paz (Bolivia). No estuve aún en Tel Aviv ni en New York, pero igual me parece ridículo. Entiendo que sean extremadamente nacionalistas pero seamos serios, por favor.

16.24 Estoy en el bus volviendo a Jerusalem. Hace mucho frío. Me puse la bufanda que traje pero como me olvidé de traer toalla, la tuve que usar para secarme cuando salí del mar. Tiene un olor a meo tremendo. Al principio pensé que el olor venía de otro lado, pero no, viene de mi. Ahora tengo toda la cara con olor a meo. Igual no me la saco porque hace mucho frío.

17.00 Llegamos a la estación de Jerusalem. La china dormía y la desperté poniéndole la bufanda en la cara onda asfixia. Jiji. Ahora no soy el único con olor a meo.

19.20 En dos horas salimos para Tel Aviv. Rarísimo irme de la ciudad y sé que más raro será irme a Gran Bretaña. Soy judío, no debería decir esto. Jerusalem debería ser para mi la tierra prometida, donde quisiera vivir, hacer Aliyah, pero amo la cultura árabe. Me abrieron las puertas de sus casas, me ayudaron aunque no entendiera el idioma, bailaron conmigo, me integraron y me hicieron sentir bienvenido. Jamás sentí algo asi en otro lugar. Siento que me estoy alejando de todo eso. En pocas horas Tel Aviv, luego Europa. Ya está. De a poco me acerco al final. No es que no ame Israel. No tiene que ver con eso ni con nada político. Sólo estoy hablando a nivel cultural. Tenemos una imagen tan errada de la realidad que siento que necesito salir a gritar lo cálidas y buenas que son las personas de Palestina, Egipto y Syria. Es increíble cómo los medios forman opinión. So shocking.

DSC03443 DSC03444 DSC03451 DSC03455 DSC03463 DSC03480

Dia 24: Bethlehem y Jericho

Chicos, subo muchas fotos a facebook y capaz a alguno le interesa ver donde “”””””murio””””” (millones de comillas) Jesus o cosas asi. Puse el acceso a mi facebook en la barra lateral izquierda, pero just in case, aca va: http://www.facebook.com/martin.cirio.5

11.23 Cada vez que digo que soy judío me preguntan por qué no hago Aliyah (Mudarme a Israel). Es muy loco el sentimiento de comunidad que hay entre los judíos. Pasa igual en Argentina. Conoces a alguien y si es judío te cae mejor instantaneamente. Es una boludez, obvio, capaz sos un sorete, pero es así.

13.00 La china no puede ser más ignoranta. Nos vinimos a Bethlehem, una ciudad Palestina, para ir a la iglesia de natividad (church of nativity) que es donde teóricamente nació Jesus. Caminamos por horas, entramos en la iglesia, sacamos fotos. Nos perdimos. Para volver, la boluda se acerca a unas personas y les pregunta donde está LA MEZQUITA DONDE MURIÓ LA VIRGEN MARÍA. O sea, ustedes entienden que estamos acá hace 5 horas y ella pensaba que vinimos a la mezquita donde la virgen murió? Tengo ganas de golpearla hasta desvanecer y caer al suelo del cansancio.

Bethlehem

Parece que no existiera Israel acá. Banderas de Palestina por todos lados. Todos los carteles están en árabe e inglés. No hay rastros de hebreo. Hay un gran muro que divide la parte israelí de la parte palestina. Me siento como si hubiese vuelto a Cairo pero más desarrollado. La gente es super cálida y los taxistas nos persiguen para que nos subamos a sus taxis. Literalmente. Nos siguen dos cuadras. Es increíblemente molesto.

Es difícil de explicar por qué son más cálidos los árabes. La gente en Israel es super amorosa. Super. Te abrazan y te ayudan en todo lo que necesitas, pero los árabes son el amor, y todos quieren abotonarse con la china.

Caminando por las calles de Bethlehem me di cuenta que extraño mucho Cairo, su caos, autos, bocinazos non stop, y ser estafado al menos dos veces al día.

13.26 Estamos arriba de un micro bus yendo a Jericho, otra ciudad Palestina. Estos buses son muy distintos a los de Cairo. Acá hasta nos tenemos que poner cinturón de seguridad. En Cairo directamente no hay. El micro bus frena de golpe y salís disparado por la ventana de adelante.

14.00 Pagamos 7 NIS para entrar a una mierda arqueológica. Son todos pozos. No entiendo nada. A esto le llaman ‘ciudad antigua’? No hay ni ruinas, sólo pozos profundos.

14.15 Por favor lo que acabamos de vivir. Unos niños nos interceptaron en la calle, nos abrazaron y llevaron a su casa. Yo siempre pienso que me van a llevar a una tienda de zapatos. No creo en la bondad, pero en el mundo árabe existe. Terminamos en la casa de los niños bailando con toda la familia. Muy loco. La china parece que tiene reuma. Se mueve extraño. No tiene mi talento para el baile. Entienden por qué amo la cultura árabe? Por estas cosas. Cuando salimos a tomar te con los padres me preguntaron qué país prefiero, Argentina o Palestina. La verdad? Palestina. Podría vivir acá tranquilamente siendo adorado cual dios Osiris. Es el sueño de toda mi vida. Sería famoso. La Geri Halliwell del terrorismo.

Las cosas que vivís en un país árabe jamás las vivirias en Argentina o cualquier país medianamente alfabetizado.

16.30 Nos subimos a un teleférico para entrar en un monasterio que está arriba de una montaña. Mientras caminamos un montón de niños ponen voz de pobrecitos y nos persiguen por las escaleras para que compremos algo. Les di falafel. Cuando bajamos los vemos cagandose de risa y corriendose entre ellos. Ni bien nos ven cambian a modo “muertos de hambre” y con voz de casi llanto nos dicen “please, please, madam, madam…”.

16.30 Estamos en un micro bus volviendo. Por algún motivo que desconozco una pareja alemana de ancianos comenzó a hablar conmigo. Yo como falafel con la boca abierta mientras se me caen pedazos de lechuga por los costados. Me preguntan cosas y mi respuesta a todo es “mhm”. Quiero escuchar música y mirar por la ventana. Me vuelvo super antisocial cuando viajo. Es mi momento para estar solo y procesar lo que viví.

17:07 Ay por dios estos viejos no paran de hablarnos y mostrarnos fotos. Quiero pegarles un tiro.

17.10 Basta. Me cansé. Nos mostraron una foto de ellos flotando en el mar muerto y les dije que yo quería ir tambien pero no podía porque tengo mucha sensibilidad en los pezones. Se me ponen durísimos cuando me meto en agua con sal y necesito que alguien me los lama para que vuelvan a la normalidad. Asunto arreglado. No nos hablan más. Católicos.

23.00 Me acaba de llegar un mail de un ruso que vive en París y me ofrece quedarme en su casa mientras esté ahí. Habla muy mal ingles y es rather rude. Habla seco. Recuerdo que en el libro que uso con algunos alumnos, New English File (creo que Upper Intermediate) hay un artículo sobre diferencias culturales, y justo decía que los rusos no dicen thank you ni please. Es genial que mi conocimiento cultural venga a través de textos simplificados de libros de inglés.

22.35 En el departamente de al lado hay una fiesta pero no puedo ir porque todos me odian. Dicen que me la pasó hablando de sexo y haciendo preguntas inapropiadas. No entiendo. No los conozco, de qué debería hablarles? De política? Muy conservadores para mi gusto. A ver si abrimos la cabeza un poquito.

ggg

g gg gggg ggggg gggggg ggggggg gggggggg ggggggggg

Dia 23: Jerusalem

No es que esté obsesionado con la china pero podría hablar todo el día de ella. Me parece un ser fascinante, como Tatiana, la presentadora de México de 50 años que se viste como si fuera un travesti aniñado.

get

Slav me habla de la teoría de la cebolla. Me dice que lo que vemos en otra persona es sólo una capa, pero si pelamos esa capa, encontramos otra más profunda. Bueno, la china no tiene capas. Si pelamos lo que vemos sólo vamos a encontrar una cámara de fotos. A veces le pregunto algo semi profundo y se me queda mirando. Estoy seguro que mientras le pregunto, en su cabeza hay elefantes dorados danzando arriba de pelotas de circo. Recién me contó que ella también escribe un diario. Le pregunto qué escribe y me cuenta que pone la hora a la que se levanta y las cosas que va comprando. “No escribís sobre lo que te pasa en cada ciudad?”. Me mira atónita, como si le estuviera preguntando acerca de la situación económica en Ucrania, y me responde con acento británico, “of course not”.

Lo que pasa con la china es lo siguiente: no tiene mucha conciencia de lo que ocurre a su alrededor y tampoco se interesa por tenerla. Nunca conocí a una persona tan ignorante, porque a ver, yo no es que me la de de estudioso. Bastante burro soy, pero al menos pregunto. La china ni eso. No tiene la inquietud de preguntar. Es feliz en la total ignorancia. O sea, salimos del museo del holocausto, Slav me preguntó si estaba bien, me puse a llorar, y cuando le preguntamos a la china, nos respondió “of course I’m OK”. Fue como si hubiese salido del museo de arte moderno.

En ambos países, Egipto e Israel, siempre hablo de música con los nativos. Me gusta ver qué cantantes les gustan. El problema es cuando me toca hablar de mi país. En Argentina a quien tenemos que sea más o menos decente? Marcela Morelo es lo más parecido a Britney Spears, todo lo demás es cumbia y rock horrible así que les muestro vídeos de las ex Bandana porque me parece de lo más digno. Igual soy muy fabulador. Les digo ” si, si, Virginia Da Cunha es muy famosa en Argentina”. Estoy seguro que sólo los homosexuales que me leen saben quien es, los demás no. Ni las mujeres deben saber.