Día 17: La Paz

Ayer fuimos a un lugar gay que se llama Calypso. Los que conozcan Angels en Buenos Aires, pueden imaginarse como es. De todas formas, Angels es Asia de Cuba al lado de la marginalidad sin igual que vimos en Calypso. Todos nos miraban y nos preguntaban de donde eramos. Yo me sentía Richar Gir. Igual eran todas pasivas con tres dientes y remeras muy ajustadas. Supe que esa noche no iba a verle la cara a dios. Los outfits que pegaron todos eran geniales. Todo era como Argentina a principios de los 90. La musica era tremenda, hasta pasaron Flaca de Andres Calamaro y Yo no soy tu prisionero y no tengo alma de robot de los Autenticos Decadentes (no me acuerdo el nombre de la cancion). Muy bizarro.

Mucha torta. Una incluso rompió una botella de cerveza en la mesa, se desplomó en el piso y quedó arrodillada diciendole incoherencias a otra. Las tortas son como los hombres, y siempre arreglan sus cosas a las trompadas o a cuchillazos. Prefiero a los putos que tejen redecillas por atras como las mujeres. Me divierten mas.

Calypso tiene una decoración muy ornamental. En el techo hay cajas de huevos, les juro. Sacamos una foto y nos horrorizamos aun mas. En la oscuridad se veia mejor. Cromagnon en potencia.

Llegar a Calypso fue todo una experiencia. La Paz es una ciudad indescriptible. Todos se la pasan chupando a un nivel que jamas vi. O sea, vas caminando y ves gente tirada, totalmente ebria. Uno no sabe si estan muertos o borrachos. Ademas todos te alertan sobre la inseguridad. El tema es el siguiente, o al menos es lo que yo creo: acá se ponen tan en pedo que hasta puedo aparecer yo con un pañuelo en la cabeza y unas gafas con forma de pene, y chorear un banco, porque total estan tan ebrios que no reaccionan. Ni hablar si estan tumbados en el suelo totalmente inconcientes. Les saco hasta los riñones. Hablando de eso, andamos con unas ganas tremendas de hacernos con alguna billetera.

Al final, cuando ya estaban por cerrar a las 3 am (todo cierra a las 3 am por ley, y los boliches abren tipo 18 hs, loquisimo), se nos empezo a acercar gente que nos decia que tuvieramos cuidado con los robos, con aceptar tragos, y llegó un punto en que nos paranoiqueamos mal. Uno nos decia que el de atras nos queria robar, que se notaba ue eramos de afuera (y si), otro venia y decia algo parecido del que nos acababa de decir lo contrario. Al final nos fuimos disimuladamente, nos tomamos un taxi, y al hotel. El que nos decia que no aceptaramos tragos, nos quiso dar una raya de merca, que claro hubieramos aceptado con todo placer, pero el ambiente se habia puesto un poquito denso y no era un buen momento para estar duro como una roca.

15.26 Como Cholita Paceña está haciendo Death Road (espero que no esté muerta), yo me fui a recorrer la parte comercial de la ciudad. El Puerto Madero de La Paz. Es lindis en un sentido tercer mundista y pobre. Es como que hasta el edificio más lujoso da ganas de entrar y colaborar con 10 bolivianos para que pongan algo que levante, no se, una guirnalda. Buenos Aires es NYC. En un momento me senté en un boulevard y un señor trajeado de 45 años aprox se sentó al lado. Un bolivianito, chicos, cuando digo trajeado no se imaginen nada loco o sexy.

Después de intentar sacarme tema, me dice “que haces a la noche? te invito a cenar, quieres?”. Les juro que abrí los ojos bien grande y lo miré. Pensé que el tipo era de esos densos que aman a su pais y son simpaticos con los turistas, pero no! Viejo horrible, que le hizo pensar que me iba a deshojar cambio de una cena? Si te voy a entregar mi cofrecito, por lo menos quiero una Macbook Pro.

20.06 Lo que más temía acaba de ocurrir. Unos argentinos mogolicos estran tocando la guitarra en su habitacion y cantando canciones de gaucho. Cantan fuerte, orgullosos, y se aplauden al terminar. Tiro en la frente a todos. Odio que llueva y esten todos adentro del hostel. Voy a poner Sophie Ellis Bextor bien fuerte en mi mp3.

22.00 Ahora cantan “el matador” y se unieron unas boluditas que hacen los coros. Las 23 hs son mi tope de paciencia. No se cansan y es tan obvio que quieren llamar la atencion que siento unas ganas locas de abrir la puerta de una patada y matarlos a escopetazos. Estos no son de capital. Deben ser de algun lugar siniestro tipo Villa Maria.

Cruzamos la frontera con Peru! Actualzamos en breve. Es dificil mantener esto updated. Al toque lo que escribo queda viejo y parce que pasó hace mil.

Día 16: La Paz (chicha day, 1)

Chicos, tuve un lapsus en el post anterior, sepan disculpar. El tema de Thalia fue muy over the top, pero yo soy así, grasita, peronista. No tengo estilo para deprimirme. No escucho música en Frances ni se me da por pintar, no no, yo escucho baladas de Belinda abrazado a la almohada y engulliendo chocolinas como si mundo fuese a acabar. Es hora de que me conozcan.

13.26 Cholita paceña está acicalandose en el baño antes de que chupemos media chicha cada uno y estemos del orto las próximas 10 horas. Vamos a ir a ver a las cholitas luchadoras en El Alto, una zona super marginal en las afueras de La Paz. La Paz en si es marginal, así que imaginen lo quye debe ser El Alto. Probablemente les caguemos el viaje a todos, como cuando, en Parana, Cholita Paceña me dijo “abrí la boca, chupa lo que te doy, y no hagas preguntas”. Yo acepté, y desde ese momento mi vida cambió. Nos fuimos a Santa Fe Capital y solo tengo flashes de lo ocurrido ahí. No recuerdo nada con mucha claridad, excepto cuando entramos en una fonda espantosa, pasadisimos, y todas las famjilias que estaban comiendo ahi se dieron vuelta y nos miraron perplejos, con esa cara de “así termina la gente que vive en Buenos Aires”. Nosotrs muertos de risa, sin poder articular bien, y con las pupilas un tanto dilatadas. En ese momento entendí todo. Lo entendi a Charly, a Amy, a Pity. En ese momento entendí TODO y desarrolle lenguaje de chicha. Lenguaje que está en un inconciente colectivo. Lenguaje al cual uno tiene acceso cuando está ahí, un poquito más arriba que el comñun de la gente. Palabras que uno jamás escuchó y de repente dice. Es dificil de explicar para quien no lo vivió. Yo mismo no entendía la diversion de hacerlo, hasta que me encajaron media chicha y me dijeron que chupara y no tragara.

En una hora la chicha hará su efecto y no creo que haya más recolección de lo que está sucediendo hoy. Voy a llevarme el Blackberry igual por las dudas.

21.30 La Paz es Ibiza.

21.55 Ay por el amor de dios no saben el estado en el que me encuentro. Estamos en una covacha inmunda pero todo es una fiesta.

Mañana siguiente (hoy)

Ay mamita por favor KARINAAAAAA. No saben lo que fue ayer. A los 20 minutos de mandarme media chicha, me fui a caminar y me encontré con Cholita Paceña. Justo cuando le decía, “todavía no me pegó, boluda”, me empecé a reir a lo loco y me di cuenta que la magia ya había comenzado.

Fuimos al cholitas wrestling en El Alto y terminó siendo tipo titanes en el ring. Había dos filas muy largas a cada lado. Supuestamente, eso era el vip. Todos los turistas estabamos ahí. Yo no daba más. No sé por qué se me dio por la psicomotricidad. Cholita estaba más tranquila pero yo no podía estar quieto, hasta que en un momento me di cuenta de lo que necesitaba: MUSICA. No les puedo explicar como me armé la fiesta solito, con auriculares, escuchando música semi electronica. La imagen de afuera debe haber sido medio decadente, pero yo estaba en Ibiza, chicos, que quieren que les diga. La música me entraba en la cabeza, no sé como explicarlo. En un momento abrí los ojos y ví que todos me estaban mirando y sacando fotos. Por momentos pensaba que en cualquier instante ligaba un botellazo en la cabeza y moría ahí mismo, pero no podía parar de bailar. Hacía caras, cantaba, levantaba los brazos, aplaudia. Parecía que estaba en la Love Parade. Bueno no. Al lado nuestro había dos alemanes y dos australianos super copados. Los amamos.

Claro que no todo fue felicidad. Un brasilero me tocó el hombro, yo abrí los ojos y paré la musica. Me dijo no sé qué en Portugues, e hizo un gestito onda de pelea, acompañado de lo que pude entender como “acá se viene a pelear, no a bailar”. Super agresivo. Una minima parte de la tribuna lo aplaudio, pero tipo 4 pelotuditos. El resto me apoyaba a mi, obvio. Yo les armé la fiesta. Igual se veia venir que todo terminaba en quilombo. El ambiente era super marginal y no me sentía seguro. De repente me bajó la chicha.

Como no podía estar sentado y faltaban dos horas para que terminara todo, nos fuimos con alguien a un mirador INCREIBLE.

A la vuelta está demás decir que me armé la fiesta en ese mini bus. Todos con cara semi seria admirando el paisaje. Yo bailando levantando las manos como si estuviese en el mejor boliche del mundo.

Al final terminamos con Cholita bailando temas de Marcela Morelo en la terraza del hostel. Después se unio un grupo de argentinos copadisimos y nos quedamos boludeando hasta tarde.

Hay videos, claro, pero internet es una garcha asi que no sé cuando podremos subirlos.

Les juro que entendí todo. Entendí por qué la gente toma chicha cuando va a bailar. Si yo estaba así con auriculares, imaginense en un boliche. El unico detalle es que el efecto solo funciona con musica electronica o muy arriba. La chicha anterior me pegó por el lado de la risa. Esta fue más artistica. Con esta tendría que haber ido a Postars.

Este viaje es increible, chicos. recién salí a la calle y me saludaron al menos 5 personas que me dijeron “The dancing guy!”. Estoy destruidisimo. Cholita se fue a hacer una salida en bici que se llama Death Road. Yo recién vengo de sacar pasajes a Copacabana para mañana a las 7.

11.34 Por el amor de dios. Acá al lado están escuchandio esa musica de persona que no la pone nunca. Creo que es Silvio rodriguez Estos boluditos vienen a bolivia y de repente son todos el che guevara. Curtanse, pelotudos.

Esta canción me voló la cabeza. Capáz escuchada fuera de contexto es rara, pero con esta canción EXPLOTE. El principio es choto, pero el resto es genial. Música travesti al palo, beibi.

Los lustrabotas de La Paz

El primero que vi fue en la plaza Murillo, en el centro de La Paz. Me llamó la atención que cubriera su cara con un pasamontañas, ya que obvio en Buenos Aires y hasta en Sucre los vi siempre a cara descubierta.

Resulta que detrás del pasamontañas, la gorra, el chaleco y los guantes negros se puede esconder un niño, un adolescente o un anciano. Hacen entre 30 y 40 bolivianos al día. Los más jóvenes eligen este trabajo ya sea porque lo hacen desde niños o porque le permite pagar sus estudios. Los ancianos, en cambio, lo hacen mayormente por algún accidente o porque la misma edad les impide encontrar un trabajo donde tengan que hacer esfuerzo físico o cargar peso.
Lo cierto es que siempre van cubiertos, según ellos para “poder seguir siendo parte de la sociedad” una vez que terminan su trabajo. Para evitar ser discriminados, por verguenza.

Tienen verguenza por estar lustrando botas en una plaza.

Muchos turistas se acercan para charlarles, ayudar a su causa o sacarles una foto. Es es mejor que nada, supongo. Yo misma quisiera decirles que su trabajo es digno, digo, a una le dan ganas de abrazarlos, pero inmediatamente me doy cuenta de que es estúpido e infantil.

Se habla de ellos en algún documental, en los comentarios de los turistas, en las fotos y en este blog. Pero siguen en las plazas de La Paz, escondiéndose detrás de su pasamontañas.

Crearon un periódico, búsquenlo en FB como “Hormigon Armado: Periodico Cultural de los Lustrabotas”.

Cholita paceña.

Día 15: Cochabamba – La Paz

Cochabamba nos despidio con un borracho tirado a nuestros pies. Tipo 7 de la mañana bajamos las escaleras del hostal para devolver la llave en recepcion y justo entró un tipo borracho que balbuceó una incoherencia y se desplomó a nuestros pies. Todo vomitado.

Adios Cochabamba. No te vamos a extrañar.

9.31 Estamos viajando para La Paz. Yo leyendo Twenties Girl, cholita pacenia escuchando Rainbow de Mariah Carey. Paisaje desolador. Al lado mio hay un pendejo durmiendo en el pasillo del micro. Le hicieron la cama y todo. Al principio me daba impresion, pero se viaja tan incomodo que en cualquier momento tiro una sabana y me tiro en el pasillo yo tambien.

10.00 un tipo se acaba de parar y esta dando todo un discurso sobre el cancer y jesus. Me da penita porque no se escucha nada por todo el ruido de fondo que hay. Habla con pasion y con cambios en la entonacion. Debe pensar que esta dando el discurso de su vida. Cosita. Me lo como a besos.

Nota mental: comprar poet.

11.52 Buenos Aires es Paris.

12.33 en este bus la gente se caga encima. De repente viene un baho de mierda y con cholita paceña nos tapamos con pañuelos. No es olor a pedo, es olor a “me cague encima”.

14.00 Yo no me merecia todo lo que me hizo el innombrable. Aun no puedo creer como me deje hacer algunas cosas. Estaba sensible. Se habia muerto mi viejo. No era yo. Era como un fantasma que trataba de salir adelante con todo, mi carrera, mi trabajo, buscando depto para irme solo. Este forro hizo lo que se le canto y yo, idiota y debil, lo deje. No puse un freno. Claro que me terminó dejando. Obvio. Si yo no era yo, y estaba extremadamente sensible. Veia un perro perdido y lloraba. Me tiraba un pedo y lloraba. Sé que es imposible que él esté leyendo este blog, pero me encantaria decirle esto:

Sos un gordo con colgajos en la panza, y te di bola igual porque con tu personalidad abarcabas todo lo que diosito no te dio fisicamente. Odie que hayas sido vos el que me dejaras, y lo que mas odie fue que me hiciste sentir poco querido. No me cuidaste, y aunque no sabias exactamente todo lo que pasaba, podias imaginarte como venia la mano por dentro. Y te cagaste en todo.

No se porque a veces aun vuelvo mentalmente a este pelotudo. Realmente pense que era “the one”, que al final todos los cambios venian juntos, que aunque estuviera medio destrozado, estar con él me hacia estar bien.

O sea, para que se den una idea de lo mal que estaba en ese momento, googlee “como superar rupturas” y di con una pagina que decia que un buen metodo era personificar al ser amado en un mueble, y hablarle como si fuera él. Ustedes creen que no lo hice? Terminé llorando abrazado a una cama rebatible.

No se que hubiese hecho en ese momento sin mis amigos. Sin Agos. Obvio que no podia compartir nada de mi malestar con mi vieja, porque no la queria cargar con mas de lo que ya tenia. Fue un momento muy duro. El 2010 fue un anio tremendo. Y ver como cambio todo en el 2011 es increible. Todo se fue poniendo solo en su lugar. Las cosas fueron cambiando, mejorando, y yo volvi a ser yo viendo como todo a mi alrededor se volvia a poner de pie. Y hoy soy feliz. Bah, no se si feliz. Onda, no vivo feliz. La felicidad son momentos, pero esta todo bien overall, y mi vieja esta bien, y eso me tiene bien tambien. Ya no esta tan pegada a la imagen de mi papá. Eso me tenia bastante preocupado. Aunque sigue hablando de él como “mi compañero de vida que se fue”, tiene una mirada totalmente positiva y con proyectos, a diferencia de los primeros meses del 2011.

Reflexiones pedorras mientras viajamos a La Paz. Estos viajes largos de 10 hs se transformaron en los unicos ratos libres que tengo para estar conmigo mismo. Acá no corro, no hablo, no estoy rodeado de 20 personas overexcited por viajar. Agostina duerme. Yo escucho Thalia. Deberia dormir tambien, pero me siento despierto.

Este viaje significa mucho mas que solo viajar. Para mi, este viaje es decir “pude salir de todo lo que pasaba y volvi a asomar la cabeza por fuera de la superficie”. Es el resultado final de todo un año de esfuerzo y crecimiento.

Esta cancion me esta pegando mucho en este viaje:

Día 13 y 14: Sucre – Cochabamba

09.35 si veo otro bondi con “jesus te ama” en los vidrios de adelante, pelo pija y con ella cacheteo al conductor. Jesus no los ama, chicos, basta, los hizo pobres, negros, tercer mundistas y sin salida al mar, admitanlo and go on with life.

11.50 les quiero contar que me acabo de clavar una pajota.

12.00 no se que me pasa… Bueno si, hace mil que no garcho. Desde que sali de buenos aires. Estoy teniendo suenios eroticos con alguien que una vez me comi y al acabar le vi la cara y me quise pegar un tiro. Pero pegar un tiro mal. Mi problema es que cuando estoy caliente miro a un cartonero con aliento a vino Crespi y me parece sexy. Claro que una vez que acabo, abro los ojos y veo lo que me estoy comiendo, quiero tirarme un pedo y cagarle toda la pija para que le de asco y se vaya. Ahora se ve que ando tan in need que este ser volvio a mi mente en sueños. Ayer soñe que estabamos en la cama abrazados y yo le decia que esta vez nadie nos iba a separar. Le decia eso mientras me empomaba contra la pared, claro esta.

13.00 En cochabamba tengo 4 citas con diferentes flacos. En todas las demas ciudades la gente era espantosa de verdad, pero aca tienen caritas de indios mas desarrollados. Quiero coger con todos. No se si me calientan, o es que estoy tan in need que podria lamerle el pene hasta a un basurero marginal. Vamos a comprobar cual es la realidad. En un rato voy a llamar al primero, uno de 37 que segun foto esta bastante bueno. Lo bueno de bolivia es que yo soy una bomba latina aca, todos me aman.

14.58 esto de perder todas las fotos me hizo poner en perspectiva muchas cosas. O sea, es una boludez y no puedo dejar que eso me afecte como si fuera importante. O sea, mis recuerdos no dependen de esas fotos. Las perdi, what the hell? Soy blanco y vivo en un pais de gente linda. Tengo que aprender a let go. Yo soy muy metafisico en la vida. Muy conny mendez. No creo en jesus y las virgenes pero si en una armonia universal, y en que algunas cosas pasan por algo, y que de todo se aprende. O sea, o creo en eso o me pego un tiro, asi que prefiero creer. En estos 13 dias de viaje aprendi a:

– pajearme en la cama sin que nadie me escuche.

Ok, aprendi solo eso. Trato de pensar en una leccion de vida pero no. Solo aprendi a no hacer ruido al pajearme. No es poca cosa igual, eh. Intentenlo ustedes sino y despues me cuentan.

Estoy hablando mucho de sexo, sepan disculpar. Para que esto no deje de ser un diario de viaje, voy a decir esto: SUCRE SUCRE SUCREEEE. AY JESUS!

19.50 el olor que hay en este micro a Cochabamba es una mezcla de caca con transpiracion. Nos esperan diez horas de viaje.

20.10 ustedes no se dan una idea lo marginal del colectivo en el que estamos camino a cochabamba. Creo que en este caso las palabras estan de mas.

Ustedes entienden que una mujer le hizo la cama a un pendejo en el pasillo del bondi? No es genial? Hay fotos, pero estas maquinas de mierda ni tan siquiera reconocen mi camara.

21.58 nos acabamos de bajar todos para mear y comer. Nosotros no comimos porque nos da un poquito de asco todo, pero filmamos este video para que vean que si les decimos que estamos en bombai, nos creerian perfectamente.

22.50 recline mi asiento y aplaste mal a un pendejo que esta viajando con el padre atras mio. Ahora los escucho quejarse. Lo lamento en el alma. Reclino aun mas el asiento. Con suerte los asfixio y mueren. El que tendria que estar enojado soy yo por tener que viajar con este olor. Si pago 43 bolivianos quiero un servicio premium.

Día siguiente.

Me preparo para caminaaaar, luna llena y un peruano por encontraaaar, hace frio y te recuerdo mas, mucho maaaas. Parabara ba ba bararaaa.

20.07 estoy en la puerta del hostal esperando a un tipo. Me deja planteado y me muero. Yo que me super preparé! Y cuando digo “super prepare” quiero decir “me lavé los dientes”. Ultimamente eso es lo unico que mantengo de mi higiene. Me bañe a la mañana asi que espero no tener olor a culo. Bidet aca no hay y no voy a volverme a bañar hasta dentro de tres dias, sepanlo.

23.50 Este tipo se ve que subió una foto de hace mil años en la que tenía buen cuerpo, proque personalmente era un gordo descarado que me llevó a recorrer un templo mormon, una montaña, y una laguna. Fue lindo ver Cochabamba a la noche desde una montaña. El clima estaba barbaro y él intentaba aprovecharse de mi virginidad, pero yo le decía que no, que no me gustaban las cosas rapidas, que quería ENAMORARME. Iluso. No recuerdo cuando fue la ultima vez que conocí a alguien y no cogí de una. Se creyó todo. Eso me encanta de la gente acá. Viven como en una novela y se creen todo.

Cochabamba resultó ser una ciudad del orto. No hay nada para ver mas que un cristo arriba de una montania, pero se tarda tanto en subir y bajar del teleferico (subir a pie jamas fue una opcion) que cuando sacamos los tickets ya nos queriamos matar.

Nos entretuvimos sodomizando a una nenita que estaba adelante nuestro y nos miraba. Le haciamos caras y le deciamos cosas horribles como “ves ahí arriba? Bueno, DIOS NO EXISTE”, “papa noel tampoco, son tus padres”. Ella nos miraba, perpleja, y miraba a los padres, quienes no se daban cuenta de nada, porque la gente en Bolivia no esta en sus plenas facultades y jamas se da cuenta de lo que ocurre a su alrededor. Y claro, como estarlo si se alimentan a porotos y harinas todo el dia.

Ahora estamos en un cyber en la terminal de buses, esperando salir para La Paz a las 8.15. Nos espera un viajecito tremendo, pero al menos nos contaron que las calles están pavimentadas.

Chau, jesus los ama.

Belleza Aymará

Sucre

Estaba tomando un jugo de melón y frutillas sentada en el bar del mirador y escucho una voz muy suave que me dice: “ya tengo unas lindas tullmas para usted”. Me di vuelta y era la cholita de la feria de la recoleta a quien le había preguntado dónde conseguir las tullmas de cuentas que ella usaba.

Eran distintas, coloridas y hechas con hilos, pero igual las compré junto con un awayo tejido a mano.

Le pregunté cómo podía llegar al mercado campesino y ahicito tenía un bus que me llevaba, pero es tan linda esa zona que, a pesar de las calles empinadas, tomé el bus mucho más adelante.

Los buses en Bolivia paran en cualquier lado, salen 1,50 bolivianos y basta con avisarle al conductor dónde quiere uno bajar. No existen las paradas.

Me bajé y arranqué el recorrido por el mercado campesino. Calles y calles repletas de cholitas con sus hijos o nietos a cuestas. Pocos hombres. Diría que el 80% de los puestos callejeros son manejados por mujeres. Los locales más armados sí son atendidos por hombres, pero son los menos. Miles de cholas sentadas en el piso vendiendo verduras, frutas, golosinas, pequeños puestos con comidas típicas, vestimenta tradicional boliviana.

Pregunté por las tullmas que yo quería y me señalaron la dirección.
Mari me preguntó para qué quería tullmas, le contesté que me gustaban las que ella vendía (negras de hilo con cuentas) y cuando me recomendó las menos pesadas arremetí con quechua básico. Así empezó nuestra charla. Preguntó si también quería comprar pelo. Me solté el rodete y nos reímos; “tienes sufieciente para unas buenas trenzas”.

Me enseñó a usarlas y como vio que me iba a costar se ofreció a armarme el peinado. En pocos segundos eran varias las cholas que nos rodeaban y comentaban el trabajo de Mari.
Me mostraron polleras y enaguas, compré todo menos el sombrero, ya que me gusta más el paceño que el propio de Sucre y Cochabamba.

Desde que puse un pie en Bolivia no paro de observar a sus mujeres. Estas cholitas que se levantan a las 4 o 5 de la mañana, ordenan su casa, cocinan, preparan a los niños y salen a trabajar. Ya sea vendiendo en precarios puestos, nomás en el piso ofreciendo sus comidas o limpiando las calles. Siempre con sus enaguas perfectas, bien peinadas, atentas a sus niños.

Pensé qué sería de Bolivia sin ellas y ya no tuvo tanto atractivo el país en sí.
Cuando Mari terminaba mis trenzas el puesto de al lado nos distrajo: una pelea entre un hombre y la vendedora de polleras. No entendí mucho porque hablaban en Aymará, pero ella le gritaba y se defendía bastante bien. El hombre le pegó una cachetada. Todos callados; me levanté y, estúpida, le grité que si estaba loco.

“Vea, señorita, es mi marido, no le grite”

Y Mari. Me dijo todo con esa mirada.
Pensé en La Paz, en la esperanza de encontrar cholitas que luchen contra esos hombres que hacen tanto y tan poco a la vez.

Cholita paceña.

Día 11 y 12: Sucre.

“Me arropé en la frontera al lado de una turista belga totalmente pasada de merca hasta las 8am, hice los trámites de la frontera y partí a la terminal de Villazón.”, esas fueron las primer palabras de mi cholita paceña cuando en la calle escuché “Belleza Aymará!”. Nos abrazamos como nunca, y supimos que la aventura comenzaba en ese instante.

Ayer a la noche fue como que nos unió la caca. Mientras cholita paceña estaba haciendo sentadillas para cagar en un baño espantoso de Villazon, yo estaba dandome el culo contra la pared en Sucre. Nunca cagué de esta forma. De repente mi culo cobró vida. No sé en qué momento pensé que era buena idea aceptar comida tipica boliviana. Les juro que me tiré tres pedos y expulsé tanta mierda que hasta me plantee meterla en bolsas y venderla como abono. Ahora me siento 5 kgs más flaco.

El martes terminamos en un bingo inmundo al lado de un circo, jugando EN LA CALLE por 2 bolivianos. La gente acá es re timbera. Nosotros no parabamos de gritar LINEAAAA, pero no funcionó. Solo cuenta carton lleno. Mierdas. Después nos fuimos a comer unas pizzas que venden en la calle por 8 bolivianos, y un señor se puso a mear al lado nuestro como si nada. Estaba totalmente ebrio. Ayer nos levantamos y nos fuimos a comprar al supermercado Sas y, cuando salimos, queriamos sentarnos en un banco para desayunar pero había una vieja que nos ganó de mano. La vieja hablaba por celular, así que yo miré a mi cholita paceña, saqué el Blackberry, y le dije “a ver con qué vamos a deleitarla”, y aprete “ni una sola palabra” de Pau Latina. Nos pusimos a cantar a los gritos. La señora se levantó ofuscada. Nosotros nos sentamos, reimos, y nos comimos dos sanguches con Yogur PLI, que es como su Serenisima.

Cuando se hicieron las 5 de la tarde, nos fuimos para la terminal para sacar pasaje a Cochabamba pero ya no quedaban más, así que nos volvimos jurando tomar media chicha cada uno y pasar 12 hs a pura risa, sin recordar nada después. Mientras nos debatíamos qué hacer, volvimos a la plaza principal, 25 de Mayo, y vimos una caravana de gente peregrinando con una virgen. Nos pusimos a hablar con la gente y no me pregunten como pero terminamos en una iglesia haciendo esto:

(El video viene después porque internet acá es una mierda y tarda 3 años en subir un video. Estoy hace una hora y va por 9%)

No se imaginan como bailamos. Esa iglesia es GENIAL. Entienden que si asi fueran en Buenos Aires yo re iria a misa todos los dias? Bailamos como nunca, y gritabamos. La gente nos miraba. Le preguntamos a una chica si podiamos entrar aunque fueramos homosexuales, y nos dijo que si, que dios lo cura todo. Era como una misa para la juventud. Y habia un gordito negro con remera verde que era de una homosexualidad abrumadora. Mucho putito no asumido. Y todos negros, claro. No se dan cuenta acaso que dios los odia y los condeno a la pobreza y fealdad eterna? Nosotros nos pusimos gafas y empezamos a bailar como si el mundo fuese a acabar.

Hoy nos despertamos y nos fuimos a bañar a un baño que tiene la puerta con maderitas y SE VE TODO para adentro. Nos bañamos y le haciamos caras a la gente que pasaba. Es que había un par de brasileros que estaban barbaros. Yo me tocaba mal cuando alguien pasaba. Me hacía el que no era consciente de que se veia TODO. Después entraron unas chicas que pusieron toallas para que nadie vea. Boluditas. A mi solo me faltaba gemir y pajearme hasta eyacularle en la cara a alguien cuando pasara por la puerta.

Ahora estoy en un cyber porque conecté la camara en otro y un antivirus del orto me borro TODO. Estoy bajando un programa ahora y rogando que pueda recuperar todo. Les juro que me quiero morir.

En todos los cybers de Sucre esuchan musica cristiana. Les juro que pelaría pija y se la tiraria a la dueña en la cara.

Estas son las unicas fotos que subi de casualidad ayer. Pero faltan muchas otras, diosss, pais de mierda.