Día 57: Paris

Me bajé del subte y me di cuenta por qué Paris es Paris y Buenos Aires es Buenos Aires. Acá las estaciones se llaman Voltaire, Republiqué y Charonne. En Buenos Aires se llaman Medalla Milagrosa, Hospitales, y Ministro Carranza. Hospitales, entienden? Como esperamos convertirnos en un país en serio con esos nombres?

Sacando eso, Paris es igual a Buenos Aires. Mismos edificios, misma arquitectura, mismo estilo de locales y cafés. Me sorprendió ver cuán parecido es al punto de sentir que estoy caminando por Buenos Aires. Las calles están más limpias y todo es exactamente igual. Calle tras calle. Medio monótono para mi, pero me di cuenta que las ciudades europeas, salvo Londres, son así. Miles de edificios y casas iguales. Buenos Aires es más diversa. Sé que parezco esos nacionalistas boludos que dicen que Tel Aviv es mejor que New York. Lo que pasa es que siempre creí que al venir a ciudades como esta, iba a sentir que vivo en un lugar horrible, y la verdad que no. Buenos Aires es una ciudad fantástica, y que en un mismo lugar convivan Puerto Madero y Once me hace amarla aún más.

Mi host, Auré, está más bueno que comer pollo con las manos. Rubiecito, altos farole, fan de Mel C. Si, Melanie C. La de las Spice Girls. Es fan fan. Fan-tengo-todos-sus-singles fan. Yo me hago el que conozco algunas de sus canciones pero más o menos. No quiero confesar mi fanatismo patológico por las Spice Girls porque tiraría la imagen de activo que intento crear. De todos modos sé que la verdad se develará cuando me saque la remera y vea mi tatuaje que dice Northern Star, nombre del primer cd de Mel C. No. No me lo hice por ella. Fue un símbolo de “encarrilé mi vida y todo va a estar mejor”, pero claro que el nombre es por esa canción.

Su depto es minúsculo. Debe ser 15 m2. Hace ver a mi ex depto como una mansión. No entiendo cómo puede vivir así. Dice, “es París, todos los deptos son chicos”. No sé si me ve la cara de boludo o qué. Espera que me crea eso? Claro que en las ciudades grandes los departamentos tienden a ser chicos, pero ni la habitación en la que vivía cuando estaba en la casa de mi vieja es tan chica.

Auré canta. Me muestra su propia versión de Northern Star que grabó a los 20 años (ahora tiene 28). Tiene una pronunciación tetrica. Canta “Norsen star”. También “the trus is out there” (the truth is out there). Lo amo. Le digo que me encanta la versión y que la quiero en mi celular. Me dice algo que no entiendo pero que interpreto como negativa. Me cuesta un poco entenderle a veces. Tiene “buen” inglés (se expresa, bah) pero el problema es la pronunciación. Pone todos los acentos al final. En vez de decir cíty, dice cití. Así con el 80% de las palabras. Las th las pronuncia como s o como t. Sumemos todo eso y tenemos como resultado una pronunciación de mierda.

Luego de Northern Star me mostró un videoclip que grabó. Consiste en él caminando por la playa. Si. Eso durante 4 minutos. Alterna planos color con blanco y negro (porque está recordando, entienden? Una técnica no usada millones de veces). En los planos blanco y negro está corriendo en la playa con una chica. Se abrazan y ríen. Su voz es de pasiva mal. Suave. La quiebra a veces. Me pregunto si cree que alguien puede verlo abrazandose a una chica y pensar, seriamente, que en su alma hay un ápice de heterosexualidad.

Le reviso toda la música. Vengaboys, Hanson (!), M2M (!!), Mandy Moore (!!!). Es mi alma gemela. Escuchamos lo mismo. Mandy Moore. Candy. Quiero que se convierta en mi hermanita y me rize el cabello por las noches.

La única contra de este chico es que me vive preguntando si quiero ir a Disney París con él. Teóricamente tiene un pase anual y puede conseguir entradas baratas para mi. Le digo que no, que vomito cuando me subo a una montaña rusa y, además, Disney París? Disney es Orlando. Me parece medio triste ir a Disney acá. A pesar de todo esto, él insiste y me hace pensar si no se llevará comisión por las entradas vendidas. En fin, ahora me voy a recorrer la ciudad y comprar rollers. El día es una poronga. Mucho frío y lluvia. Acabo de chatear con un chinito al que le gusta la pija más que el arroz (platillos por favor). Quiere que lo llame ‘slut’ y me saluda diciendo “hello, my fucker”. Cosita. Lo quiero. Si me lo emperno les cuento.

Northern Star – Melanie C

Advertisements

2 thoughts on “Día 57: Paris

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s